Definición

Conjunto de condiciones que deben cumplir los edificios e instalaciones industriales para proteger vidas y sus elementos originados por un incendio, para prevenir daños tanto en edificios en situación directa con el fuego como en los edificios o establecimientos próximos a aquel en el que surja un incendio. También se tienen que dar las condiciones para facilitar la intervención de los bomberos y equipos de rescate teniendo en cuenta también, su seguridad.

Descripción

La Protección Activa contra Incendios es aquella que conforma un conjunto de medidas (equipos, sistemas y avisos) dispuestas en instalaciones industriales para prevenir y proteger dichas instalaciones contra la acción del fuego.

Hay varios tipos:

- Detección y Alarma de Incendios: pueden ser detectores automáticos o manuales.
- Abastecimiento de Agua: usados para abastecer y suministrar agua a sistemas fijos de extinción.
- Hidrantes: proporcionan gran cantidad de agua en un mínimo tiempo.
- Extintores: equipo que gracias a un agente extintor se proyectará directamente sobre el fuego.
- Bocas de incendio equipadas: se encuentran anclados a la pared y son útiles para actuar sobre incendios pequeños en sus inicios.
- Sistemas Fijos de Extinción: son aquellos que mediante agentes extintores contenidos en depósitos o a través de unas tuberías son conducidos a sus respectivos dispositivos de descarga, pudiendo ser automáticos o manuales.

Entre ellos nos podremos encontrar con:

*Rociadores automáticos y agua pulverizada.
*Agua nebulizada.
*Espuma Física.
*Polvo.
*Agentes Extintores Gaseosos.
*Aerosoles Condensados.

- Control de Humos y Calor: su fin es limitar los efectos del calor y de humos en casos de incendio, favoreciendo la evacuación en la instalación.
- Mantas ignífugas: láminas flexibles destinadas a la extinción de pequeños fuegos.
- Alumbrado de Emergencia: deben asegurar iluminación constante durante la evacuación en caso de fallo del alumbrado principal.
- Señalización Luminiscente: tiene que señalizar todas las instalaciones de protección contra incendios de manera que se sepa claramente la localización de cada uno de los sistemas de protección activa.

Las normas del BOE regulan las disposiciones de protección, tanto activas como pasivas, en España.

Breve historia de su uso en España

Las distintas Normas Básicas de la Edificación conocidas como NBE-CPI han venido estableciendo las condiciones que debían reunir los edificios, excluidos los de uso industrial, para proteger a sus ocupantes frente a los riesgos originados por un incendio, así como para prevenir daños a terceros. Como las NBE-CPI excluían los edificios e instalaciones de uso industrial, el Ministerio de Industria trató de regular las condiciones de protección contra incendios en los establecimientos industriales con carácter horizontal, es decir, independientemente del sector de la actividad industrial. Para ello aprobó mediante el Real Decreto 786/2001, de 6 de Julio, el Reglamento de Seguridad contra Incendios en Establecimientos Industriales, que fue declarado nulo debido a un defecto de forma. Posteriormente y mediante el Real Decreto 2267/2004, de 3 de Diciembre, se aprobó el vigente Reglamento de Seguridad contra Incendios en los Establecimientos Industriales, solucionándose el vacío legal existente.

Aplicaciones al mercado actual

- Salvar vidas humanas.
- Minimizar las pérdidas económicas producidas por el fuego.
- Conseguir que las actividades del edificio puedan reanudarse en el plazo de tiempo más corto posible.

Llame ahora